Galicia, España

Cuando el verano termina, las vacaciones terminan, y los swells empiezan a entrar...

Galicia, en la esquina noroeste de la península, es el destino más lejano para los surfistas españoles. Después de las vacaciones de verano, la costa gallega queda casi desolada. Estamos en la Playa de Razo, en un pedazo de costa llamado ‘’Costa Da Morte’’. Una joya salvaje lo suficientemente lejos de las ciudades en la que no se encuentran picos masificados.

En otoño, el océano Atlántico comienza a despertar, enviando olas de 3 pies a 8 pies, al menos una vez por semana. A medida que la temperatura desciende unos pocos grados con respecto al verano, Los vientos térmicos onshore dejan de soplar casi por completo, dejándonos algunos días soleados con olas glassy y un montón de vientos de tierra.

La temperatura del agua es otra razón que mantiene a la multitud lejos de aqui, pero, como el mar tarda más tiempo en cambiar su temperatura, Aun se puede disfrutar de aguas templadas durante la temporada de surf.

En el comienzo de la temporada, la temperatura del agua es de alrededor de 19ºC (Septiembre-octubre), cayendo a 14-13ºC en diciembre.

Todo esto en conjunto nos permite disfrutar de unas perfectas olas solitarias!